Gestión de tráfico

Leer Más

La mejora del tráfico urbano se enfrenta a dos grandes problemas simultáneamente: la concentración de la población en zonas urbanas y la falta de viabilidad o rentabilidad de las soluciones tradicionales como el incremento de las infraestructuras. En estos momentos hay que investigar, experimentar e implementar soluciones innovadoras. Hoy en día ya oímos hablar con frecuencia sobre vehículos compartidos, bicing, peaje urbano y otras muchas novedades. Betterways entra en este campo con la teoría del Macro Fundamental Diagram y con los sistemas de evaluación dinámica (KPIs) de los planes de control. El MFD es un método para la evaluación del estado global de la red de tráfico y que permite la toma de decisiones estratégicas para evitar las congestiones. A pesar de poderse identificar estados promedio de tráfico según el tipo de día, la verdad es que las variaciones dentro de esos promedios son agudas. Los KPIs permiten identificar alternativas a los planes de control habituales para maximizar la capacidad de la red, prestando soporte a la toma de decisiones sobre el control local del tráfico.

Betterways dispone de un Sistema de Soporte a la Gestión Activa del Tráfico. Se trata de un producto, consecuencia de la investigación a partir de la nueva teoría del “Macro Fundamental Diagram” (MFD) , que ha extendido al caso de las redes viales urbanas el concepto de Diagrama Fundamental del Tráfico clave para determinar el estado del tráfico en estructuras simples, como por ejemplo una autopista, identificar la tendencia de su evolución y determinar cómo resolver los conflictos o aliviarlos, si ya se han producido. El MFD es un método para la evaluación del estado global de la red de tráfico a través de la agregación de los datos de un número suficiente de sensores. Esa información global permite, en una primera fase, el diseño de estrategias de nivel metropolitano y, posteriormente, la gestión a nivel global para evitar las congestiones. Permite:

  • Estimar la capacidad de una red vial, es decir el máximo número de vehículos que pueden circular por la red en un momento dado sin colapsarla
  • Identificar en tiempo real el punto de operación (condiciones de flujo libre, tendencia a la inestabilidad, situación de congestión…) y hacia dónde evoluciona la tendencia
  • Ayudar a plantear, en función del estado y la tendencia de evolución, cuál puede ser la estrategia de gestión más adecuada.

A nivel local el factor más importante son los tiempos semafóricos, en combinación con sistemas como el control de accesos, la velocidad variable y la difusión de información (paneles). Para el diseño de los planes de control, en una primera fase se pueden identificar estados promedio de tráfico según el tipo de día. Pero la desviación de un día particular sobre el estado-promedio puede ser notable debido a elementos internos como fluctuaciones de la demanda o externos como obra civil, accidentes, manifestaciones, ferias u otro tipo de eventos. El problema se hace cada vez más complejo a medida que se intentan identificar todas las posibles variaciones y se apunta a elaborar un plan de control específico para ese grupo de condiciones (ej. día de la semana, laborable/festivo, estación, condiciones meteorológicas, incidentes/eventos). Por otra parte es posible que otros de los planes de control de la librería inicial sean adecuados para un día atípico, por lo que la solución estaría en la capacidad de establecer una correspondencia entre el estado de tráfico, independientemente del día-tipo, y los planes de control más adecuados.

Betterways trabaja en esta línea haciendo uso de la simulación mesoscópica para el cálculo de KPIs que permiten identificar, en tiempo real y a largo del día, alternativas a los planes de control habituales, para evitar congestiones, maximizar la capacidad de la red y prestar soporte a la toma de decisiones sobre el control local del tráfico.